nº 657   |   2 al 8 de mayo de 2022

PUBLICADO

Don Jaime Sanz, capellán del campus de Madrid, publica un libro que aporta las claves para aprender a querer

Don Jaime Sanz, capellán del campus de Madrid, ha publicado el libro «Aprender a querer. No endurezcáis vuestro corazón».
 
La obra, editada por Palabra, aporta algunas ideas para «mejorar las relaciones interpersonales y sanar muchas heridas afectivas», como señala el autor. 
 
En la siguiente entrevista, comparte las claves del libro, cuyo prólogo firma Mons. Mario Iceta, arzobispo de Burgos. 

P. ¿Cómo y por qué surgió la idea de escribir este libro?

R. Hace tiempo que notaba un déficit de cariño en las relaciones interpersonales, también en el seno de la propias familias. Muchas heridas afectivas, tratar con indiferencia a las demás personas, un individualismo muy dañino y contagioso, que hay que combatir.

P. ¿A qué público se dirige?

R. En realidad vale para todos, aunque me centro en cuatro ámbitos: la familia, el trabajo, los amigos y las personas con las que nos encontramos esporádicamente.

P. ¿Qué idea le gustaría destacar?

R. Me encanta la idea del Papa de que los cristianos tenemos que llevar a cabo la revolución de la ternura, porque nadie sabe tanto del amor como nosotros, que hemos sido amados por Dios, perfecto Hombre, modelo de humanidad, y que entregó su vida por nosotros, como hemos recordado estos días de la Semana Santa. Es el distintivo del cristiano. Hay que lograr que las prisas y preocupaciones de la vida no nos impidan mirar a los demás con los ojos de Cristo, y aprender a quererles como Él nos quiere. 

P. ¿Por qué animaría a profesores y otros empleados a leerlo?

R. Creo que todo lo que suponga mejorar el trato personal en el ambiente de trabajo, y además en la Universidad, donde nos dedicamos a formar personas es fundamental. Y todos podemos mejorar muchas cosas en el modo de tratarnos, de vivir la unidad, y el compañerismo. He procurado ser muy práctico y realista, con muchos ejemplos.